La chica inclinada

Una reseña de Carlos Reymán Güera para Librería Tusitala

Adentrarse en territorios desconocidos, geografías inexploradas, mundos secretos, esas delicias del aventurarse en los continentes blancos de lo ignorado con la intacta brújula infantil de habernos perdido tantas veces, sólo para descubrir que el viaje éramos nosotros, que quien nos esperaba al final era nuestro propio yo, que toda esa indagación era una forma de autobiografía. Ese es, aproximadamente, el mapa que despliegan François Schuiten y Benoît Peeters en este quinto volumen de Las ciudades oscuras, La chica inclinada, editado por Norma Editorial. El mapa es una sucesión de grabados decimonónicos y daguerrotipos que cuenta tres historias en paralelo marcadas por un misterio que sólo se resolverá en la confluencia de las tres, en el necesario encuentro de los tres personajes centrales: Mary, la chica inclinada; Wappendorf, el científico obsesionado; Desombres, el pintor incomprendido.

Es mi obligación mantener esa intriga en pie, no desvelar los detalles, dejarlo en los puntos suspensivos de las lecturas posibles porque, ya digo, la materia última de la que se nutre el cómic somos nosotros, el reflejo de nuestras propias desazones, las sombras inciertas de una adolescencia aún presente: ¿Quién de nosotros no se ha sentido diferente en este mundo extraño, tan dado a la incomprensión, ajeno a los demás, sin saber el lugar al que pertenecemos? ¿Cuándo queda respondida la pregunta de quiénes somos? Schuiten y Peeters levantan un universo de raras arquitecturas, edificios de estilos híbridos que nos revelan que el tiempo se quedó detenido en un momento indeterminado del inicio de la Revolución Industrial, sólo para darnos respuestas a esas preguntas; un universo, ése, que cumple de forma canónica todos los preceptos del Steampunk, género del que, al fin, podemos saberlo todo, justo ahora que empezamos a nombrarlo.

Hay libros que cumplen, felices, con los mejores tópicos de la buena lectura, no siempre sucede, pero cuando es así uno sólo puede alegrarse de haber tenido la suerte de estar ahí, inclinado sobre La chica inclinada, chico inclinado uno ya para siempre, atrapado en las esferas fantásticas de las fantasías científicas y existenciales de estos dos autores, a los que no vamos a poder dejar de acompañar; tan es así, que acabamos de cruzar La frontera invisible únicamente para perdernos una vez más, sin importarnos si podremos volver o no.

Steampunk, ¿qué es eso?

Steampunk es muchas cosas: comenzó en los años 80 como un subgénero literario de la ciencia-ficción, que presentaba un siglo XIX alternativo en el que la tecnología de vapor (steam, en inglés) progresa enormemente y da lugar a toda clase de inventos, vehículos y artefactos. En nuestros días, el Steampunk se ha convertido en un movimiento cultural muy amplio, que se sigue sustentando en la literatura pero se ha instalado también en el cine, la música, la artesanía y la moda.

STEAMPUNK_BIBLELa Biblia Steampunk (Edge, 2013) es un compendio de todo ello: “un libro profusamente ilustrado que examina las raíces y la historia de esta subcultura, desde la obra de sus padrinos Julio Verne y H.G. Wells, a la amplia comunidad de artesanos y artistas que la han transformado en un estilo de vida mediante ropa, accesorios, y un trasfondo al que ajustarse”. Escrita por el novelista norteamericano Jeff Vandermeer y traducida por el librero al mando de Tusitala, La Biblia Steampunk es sobre todo una enciclopedia visual, un libro de consulta lleno de curiosidades para iniciarse en “un mundo de dirigibles imaginarios, corsés y anteojos, científicos locos y literatura extraña”.

Lo que no podíamos imaginar en Tusitala es que, coincidiendo con la publicación de La Biblia Steampunk, fuéramos a tener como “artista residente” a Luis Costillo, probablemente el mejor y mayor creador de arte steampunk de Badajoz, aunque ni él mismo supiera que se le puede encuadrar dentro de este movimiento. Luis nos presentó el 30 de octubre El endiablado juego de la oca ’84, un libro-objeto y juego a la vez, su particular y desasosegante versión del tradicional juego de mesa.

Como puede verse en el vídeo de la presentación grabado por Carlos Reymán, la librería se llenó de seguidores de la obra de Luis Costillo, todo un éxito. El endiablado juego de la oca ’84 consta de tablero, libro de ilustraciones, caja-carpeta y sobre sorpresa, en una tirada numerada y limitada a 300 ejemplares. Luis, bajo el seudónimo de Fahrenheit, combina una propuesta gráfica muy atrevida y personal con la revisión en clave bélica y contestataria del juego de la oca; todo ello en un artilugio libresco que sigue la línea creativa del DIY o “hazlo tú mismo”, tan propia de la parte punk del steampunk. Y es que El endiablado juego de la oca ’84 bien merecería aparecer en las páginas de la mencionada biblia.

Para concluir el repaso a la parte steampunk de Tusitala, nos ha sorprendido gratamente la novela Tormenta: las guerras del loto (Hidra, 2013), de Jay Kristoff, que está siendo celebrada como avanzadilla de la renovación que necesitaba la narrativa steampunk: “una novela sobre un Japón feudal lleno de criaturas mitológicas, disturbios sociales y con una protagonista potente; que conduce el género justo hacia donde debe ir, lejos de las sobreexplotadas calles del Londres victoriano, para abrirlo al mundo”.

Tres propuestas diferentes, a cual más steampunk, ahora que ya sabemos qué es eso.

Océano mar

El pasado 3 de septiembre, cuando ya estaba en proyecto la librería Tusitala pero aún faltaba un mes para que abriera sus puertas, estrenamos página en Facebook con la siguiente receta literaria:

oceanomar

1. Coja su ejemplar de Océano mar, de Alessandro Baricco. Procure que sea un ejemplar fresco, recién recolectado del árbol.
2. Diríjase a la playa más cercana, es decir, al Alentejo portugués.
3. Sumérjase en la lectura a intervalos regulares, y salpimente la misma con cuantas inmersiones marítimas desee.
4. Si después de todo lo anterior no le entran unas ganas terribles de vivir en la posada Almayer, de pintar el mar o de acercarse a la orilla a medir sus límites, consulte con su librero.

Pretendíamos inaugurar así una breve sección de reseñas literarias que ampliar más adelante, cuando Tusitala tuviese su propia página web. Ha llegado ese momento, y mientras tanto la librería lleva abierta mes y medio; ahora mismo, además de Océano mar, por nuestras estanterías se agitan, esperando lectores, más tigres de papel de Baricco: Mr Gwyn y Tres veces al amanecer, sus últimas obras, además de una muy atractiva edición limitada de Seda.

ANGRM-original sobrecubierta_SEDAPrecisamente Seda, novela corta o relato largo hecho para ser leído y regalado una y otra vez, anticipa en cierto modo esa ensoñación narrativa que conforma Océano mar. Es el estilo propio de Baricco: alambicado pero preciso, sutil pero arrebatador. En Océano mar un delicioso y variopinto grupo de personajes se reúne en la posada Almayer, cuyo solo nombre ya indica que se trata de uno de esos lugares remotos y maravillosos a los que únicamente se puede acceder a través de la literatura. Situada en alguna parte imprecisa de la costa francesa, a medio camino de todas partes y de ninguna, en una época que parece el diecinueve pero podría ser otra o no haber existido jamás, la posada Almayer es sobre todo una atalaya para contemplar la mar océana, el océano mar.

Más allá de sus divertidos personajes (un científico enciclopedista, un pintor obsesionado, una hermosa mujer que aguarda a su amante, un cura que dice cuanto piensa, un niño que adivina los sueños), el verdadero protagonista de la novela es el mar. La mar, en todas y cada una de sus facetas, pero por encima de todo en su combinación de belleza y horror, de origen de la vida y abismo feral de la muerte. El océano convertido gracias a la prosopopeya en entidad monstruosa y divina a la vez, ante el cual el hombre no puede hacer otra cosa que observar y estremecerse.

La lectura de Océano mar se antoja ahora una lectura intensa, veraniega, llena de ese sueño acuoso que todavía no se llamaba Tusitala. No se necesita (no se debe) decir mucho más: ni del argumento, ni de los personajes, ni del estilo. Lo mejor es flotar entre sus páginas, dejarse llevar por el ímpetu de las olas, navegar cuanto más lejos mejor de la orilla de nuestra rutina terrestre.

Talleres literarios en Tusitala

De octubre a diciembre de 2013, cada martes se imparte en la librería Tusitala el Taller de Iniciación a la Escritura Creativa; una iniciativa del Centro de Estudios Literarios Antonio Román Díez, la primera escuela de escritores de Badajoz.

Taller de Iniciación a la Escritura Creativa

Taller de Iniciación a la Escritura Creativa

Durante doce sesiones en total, los alumnos del taller reciben una serie de pautas y técnicas para mejorar sus habilidades narrativas, al mismo tiempo que realizan diversos ejercicios de escritura creativa, para finalmente poner en marcha su propio proyecto literario.

En enero de 2014 se abrirá una nueva convocatoria para la segunda edición de este taller. Si estás interesado, no dudes en escribir a info@celard.es o en pasarte por la librería para ampliar información.

Librería Tusitala

“Me gustan los relojes de arena, los mapas, la tipografía del siglo XVIII, las etimologías, el sabor del café y la prosa de Stevenson”.

Jorge Luis Borges.

En la librería Tusitala, que debe su nombre a Stevenson, estamos muy de acuerdo con Borges. Además de los mapas, el café y la buena prosa, nos gustan también los libros ilustrados para gente ilustrada, la poesía minoritaria (valga la redundancia), los juguetes educativos para niños y mayores y, sobre todo, la librería entendida como un espacio de encuentro, como un centro cultural.

Exposición "Ropa tendida" de JM Sánchez Paulete

Exposición “Ropa tendida” de JM Sánchez Paulete

En Tusitala queremos que el visitante se sienta cómodo nada más entrar, y que se tome todo el tiempo que necesite para recorrer las estanterías y su contenido. Hay espacio también para servirse un café o una infusión, y sentarse a saborearlo con un libro delante, a la manera de Borges.

La librería Tusitala es marco de encuentros literarios, tertulias, talleres e incluso conciertos. Albergamos presentaciones de libros, por supuesto, pero también actividades tan diversas como un taller de filosofía para niños, otro de encuadernación japonesa, o un curso de escritura creativa. Visita nuestra sección Agenda para estar al tanto de todo ello.

Miscelánea de cómics y de jazz

Miscelánea de cómics y de jazz

La librería Tusitala abrió sus puertas el 1 de octubre de 2013. Desde entonces, son muchas las publicaciones lúdicas y literarias que han ido poblando sus estanterías. He aquí una relación (no exhaustiva) de las editoriales y marcas con las que trabajamos:

  • Literatura infantil y juvenil: Kalandraka, Amigos de Papel, Media Vaca, Bárbara Fiore, Edelvives, Kókinos, Thule, Combel, Libros del Zorro Rojo, Usborne, A Buen Paso…
  • Narrativa: Nórdica, Alfaguara, Anagrama, Seix Barral, Gallo Nero, Impedimenta, Siruela, Valdemar, Errata Naturae, Booket, Akal, Blackie Books, Alpha Decay, Tusquets, Edhasa, Debolsillo, Libros del Asteroide, Periférica, Acantilado, Aristas Martínez, El Verano del Cohete, Minotauro, Gigamesh, Belleza Infinita…
  • Poesía: Delirio, Visor, Olifante, Zoográfico, Hiperión, Desacorde, Arrebato, Ediciones de Papel…
  • Cómics: Norma, Astiberri, Reservoir Books, Caramba, Edicions de Ponent, Fulgencio Pimentel, Dib·buks, Impedimenta, Panini, Ponent Mon, ECC, Planeta DeAgostini…
  • Juguetes: Andreu Toys, Londji, Kidsonroof, Little Titiris, Mon Petit Art, Noted, Grimm’s, Magic Wood…
  • Revistas: Jot Down, Mongolia, La Marea, Kireei, Presencia Humana, Números Rojos, Five, Alternativas Económicas, Cuadernos eldiario.es, Ballena Blanca, Yorokobu…
  • Artículos de regalo y papelería: Mark’s (washi tapes), Pórtico (scrapbooking), Madame Mo (decoración japonesa), Art on Paper (agendas y libretas)…
  • Juegos de mesa: Edge Entertainment y Asmodee.
Miscelánea de la editorial Akal

Miscelánea de la editorial Akal

Tal vez un listado no sea la mejor manera de hacerse a la idea de lo que contiene Tusitala. ¡Visita la librería, echa un vistazo a libros y juguetes, pregunta a tu librero, tómate un café con nosotros, acude a nuestras actividades culturales!

Actividades Noviembre 2013

Nos espera un mes de noviembre repleto de actividades en la librería Tusitala. Para ampliar información sobre cada actividad sólo tenéis que seguir los enlaces correspondientes, y para apuntaros a cualquiera de ellas es suficiente con escribir a info@libreriatusitala.es

taller encuadernación japonesa

Taller de encuadernación japonesa

- Taller “Filosofía para Niños“: los sábados por la mañana, días 9, 16, 23 y 30 de noviembre, nuestros amigos de la asociación cultural La Factoría impartirán este taller, dirigido a niños de 6 a 11 años. Es necesario inscribirse previamente, y el precio es de 20 euros las 4 sesiones, con un descuento de 5 euros por alumno en caso de ser hermanos.

- Taller de encuadernación japonesa: el lunes 11 de noviembre, de 17:30 a 20:00 horas, aprenderemos a hacer preciosas libretas de la mano de nuestra colaboradora Esperanza Covarsí. Es necesario inscribirse previamente, y el precio es de 26 euros por persona, materiales incluidos.

- Taller de tarjetas navideñas: el sábado 16 de noviembre, de 18:00 a 20:00 horas, desde Mi Peque Tiene Arte nos mostrarán cómo hacer nuestras propias tarjetas de cara a las próximas Navidades. Este taller está dirigido a padres que quieran venir acompañados de sus hijos. Es necesario inscribirse previamente, y el precio es de 20 euros por familia, materiales incluidos.

Como no todo van a ser talleres, continuamos también con las actividades puramente literarias:

Tertulia literaria de Tusitala

Tertulia literaria de Tusitala

- Tertulia literaria: el jueves 21 de noviembre, a partir de las 20:30 horas, estáis invitados a participar en una nueva reunión de nuestra tertulia. Comentaremos un relato aún por determinar.

- Presentación del poemario “Cosas”, de Felipe Zapico: viernes 29 de noviembre, a las 20:00 horas. Contaremos con la presencia del autor y de los responsables de la editorial Zoográfico.

Nos despedimos con la cita de esta semana, de Alessandro Baricco: “Soy muy viejo para las citas, pero muy joven para dejar de escribir”.